Plan de igualdad de género laboral

Trabajo igualdad de genero

De qué forma es el plan de igualdad de género laboral que la Urbe impulsa al lado de empresas del campo público y privado.

Incluye procesos de contratación cien por ciento neutros al género, formación de mujeres en negociación salarial y un esquema flexible de trabajo, entre otros muchos compromisos para reducir la brecha, que se incrementó con la pandemia.

La situación no es nueva. El Gobierno porteño ya venía observando esta problemática en el campo laboral y de ahí que desde hace 3 años impulsa al lado de prácticamente cuarenta empresas del campo público y privado, una iniciativa para achicar las diferencias entre géneros. Mas una investigación reciente confirmó lo que bastantes personas ya venían sintiendo: la pandemia ahondó esa brecha. Es suficiente con solo mirar el nivel de sueldos por hora, que ascendió al veinte con trece por ciento en favor de los hombres.

Este dato, al lado de otros, se presentó hace días en la Iniciativa Público-Privada para la Igualdad de Género en el Mercado de Trabajo (IPP), un plan de acción que busca asegurar la equidad en el mercado de trabajo, basándonos en patentizas vinculadas a 4 ejes: participación laboral femenina, brecha salarial de género, acceso de mujeres a puestos de resolución y conciliación laboral y vida en familia.

Conforme el informe, de un total de treinta y siete empresas que fueron encuestadas en dos mil veinte, y que cuentan con un total de sesenta y nueve y sesenta y cinco personas, asimismo se determinó que múltiples mujeres quedaron expulsadas del mercado de trabajo. Al tiempo que en la edición dos mil diecinueve participaron treinta y 8 y sesenta y tres mujeres, en la del año pasado ese número bajó a treinta y 4 y quince.

También, la presencia de ellas es superior en la modalidad de contratación de tiempo parcial: setenta y uno por ciento equiparada con la presencia de varones, que es del veintinueve por ciento .

El informe mostró asimismo que hay enormes diferencias en los puestos que ocupan los dos sexos. O sea, el cincuenta y cinco por ciento de las mujeres tiene presencia en situaciones junior, cifra que reduce al treinta y dos por ciento en la máxima jerarquía. Justamente, la mayor brecha salarial se halla en los puestos ejecutivos y de dirección (veintiuno por ciento ).

Para convertir esta situación, las organizaciones que impulsan el plan de Igualdad de género por medio de la Iniciativa Público Privada (IPP), se reúnen todos y cada uno de los meses, acuerdan compromisos y comparten los retos a los que se encaran en la implementación de las políticas públicas con perspectiva de género. En el dos mil diecinueve se co-crearon basándonos en los 4 ejes estratégicos mentados, 8 compromisos que fueron convalidados este año:

uno- Procesos de contratación cien por ciento neutros al género;
dos- Mujeres capacitadas en negociación salarial;
tres- Practicas de comunicación y publicidad no sexista;
cuatro- cien por ciento de organizaciones con protocolos de actuación en frente de situaciones de violencia de género;
cinco- Espacios de trabajo cien por ciento igualitarios;
seis- Licencias familiares extendidas;
siete- cien por ciento de empresas con por lo menos una modalidad de esquema flexible de trabajo;
ocho- Publicación de informe anual sobre estado de las brechas de género en las organizaciones.

“Trabajar para la equidad de género en el campo laboral asimismo es trabajar de cara al desarrollo de la Urbe y para una mejor calidad de vida familiar”, aseveró la secretaria de Igualdad de Género del Gobierno porteño, Marisa Bircher.

Entre las compañías que forman parte están Despegar, Digital House, Farmacity, Globant, Irsa, Manpower, Randstad, Johnson & Johnson, Megatlon, Pedidos Ya y Quilmes.

Además, como una parte del plan se efectúan periódicamente acontecimientos de formación, talleres, intercambio de materiales, informes especializados y buenas prácticas. En lo que va del año la IPP efectuó 3 capacitaciones; 2 sobre responsabilidades compartidas en torno a los cuidados, y una sobre violencia laboral, formando a veintiseis empresas en estas temáticas con perspectiva de género.

De qué manera participar
Para ser parte de la IPP, el Gobierno porteño y las compañías participantes firman un pacto por el que se comprometen a cooperar con los datos precisos para la preparación de indicadores sobre las condiciones de trabajo de las mujeres en la Urbe. De esta forma, una vez por año, cada organización comparte sus datos de plantillas laborales con PriceWaterhouseCoopers Argentina (PwC), de forma anónima y reservado (anterior subscripción de un pacto). Como resultado, anualmente se da a conocer la brecha salarial agregada, separada por género, edad, puestos de resolución, entre otros muchos.

Aparte de las compañías participantes, la iniciativa cuenta con cooperadores estratégicos -IDEA, Fundación Endeavor y Upward Argentina-, quienes acompañan distintas actividades. Asimismo, contó con la participación de la Universidad Torcuato Di Tella en la preparación de los ejes y compromisos del plan de acción, y con el acompañamiento institucional de Organización de la Naciones Unidas Mujeres.

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on pinterest
Pinterest

Últimos Política Publicados