Relación entre los alimentos y la salud mental

Alimentos-saludables-para-bajar-trigliceridos-dieta-1140x703

Poco a poco más se incluye en el tratamiento de los trastornos siquiátricos una perspectiva nutricional.

La mayor parte de los médicos reconocen que la alimentación es la base de la salud física, mas su relevancia en la salud mental es algo a lo que se le presta poca atención.

Y esto no deja de ser curioso puesto que el cerebro, que solo tiene el dos por ciento del peso anatómico, consume el veinticinco por ciento del total de las demandas caloríficas y metabólicas cada día.

La comunidad científica ha comenzado contemplar la relevancia del perfil nutricional en el tratamiento de diferentes trastornos siquiátricos como un complemento esencial y de afín relevancia a la que tienen los psicofármacos y la psicoterapia.

Esto es, demanda estimar que toda enfermedad mental o bien sensible se trate asimismo desde una perspectiva nutricional.

“Las enfermedades siquiátricas, como la depresión o bien la esquizofrenia, no son muy, muy diferentes de la diabetes si nos fijamos en los cambios que se generan en el organismo a un nivel molecular. Las personas con diabetes y con depresión se hallan en un estado de inflamación sistémica, leve mas crónica”, asevera Vicent Balanzá, de la Sociedad Internacional para la Investigación en Siquiatría Nutricional.

Y continúa: “Las intervenciones con dieta y alimentación podrían ser eficientes para corregir la inflamación asimismo en las enfermedades siquiátricas y, por norma general, para progresar el pronóstico de las personas que las sufren”.

“Adherirse a una dieta saludable y eludir toda dieta proinflamatoria semeja proporcionar cierta protección contra la depresión y da una base de patentiza razonable para valorar el papel de las intervenciones dietéticas para prevenir la depresión.”

No obstante, es preciso no perder de vista que en el desarrollo de la enfermedad mental intervienen abundantes factores aparte de la alimentación, entre otros muchos las diferencias genéticas entre los individuos que hacen que los déficits nutricionales repercutan aproximadamente en el peligro de enfermar.

Más que un comestible concreto lo más relevante para la salud mental es un patrón dietético que deje la diversidad y la armonía entre los distintos comestibles entre sí. La dieta sería como un instrumento esencial en una orquesta que puede producir una música armónica que es la salud.

En una publicación de BMC Medicine se describía que una menor ingesta de comestibles consistentes en nutrientes convenientes y una mayor cantidad de otros poco saludables se asocia con un menor volumen del hipocampo izquierdo resultando la primera demostración en humanos de que la calidad de la dieta puede repercutir en estructuras cerebrales.

Qué dieta continuar
Las personas que prosiguen dietas ricas en verduras, frutas, granos sin procesar, pescados, mariscos y con poca cantidad de carnes rojas, tienen un peligro de depresión entre un veinticinco por ciento a treinta y cinco por ciento más bajo.

Una mala hidratación, el consumo excesivo de alcohol, azúcar, cafeína o bien tabaco pueden precipitar o bien simular los síntomas de una crisis de ansiedad o bien accesos de pánico. Asimismo los periodos prolongados de ayuno, donde se produzcan estados de hipoglucemia, pueden simular síntomas de depresión.

Las investigaciones entre salud mental y nutrición deben tener, no obstante, exactamente el mismo rigor metodológico que se le demanda a los fármacos a fin de eludir las promesas de charlatanes o bien seudocientíficos.

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on pinterest
Pinterest

Últimos Salud Publicados