La Urbe gozó una edición nueva de La Noche de los Museos en más de cien espacios públicos y privados

Fue este sábado treinta de octubre desde las diecinueve hasta las dos horas, con entrada gratis. Hubo propuestas participativas y los transportes se sumaron a la iniciativa a fin de que el público pudiera trasladarse por todo el territorio porteño.

Organizado por el Ministerio de Cultura de la Urbe de la ciudad de Buenos Aires, este treinta de octubre se efectuó La Noche de los Museos, la noche cultural más aguardada del año. En esta edición, los Museos salieron a la calle y también invitaron a visitas menos contemplativas y más participativas; tomaron el espacio público en un recorrido que conectó artistas, público y espacios con intervenciones inopinadas y sorpresivas.

0028_carlos_gardel_20191102__iri6277
Más de cien museos, edificios simbólicos y espacios culturales abrieron sus puertas de forma gratuita desde las diecinueve hasta las dos horas y los transportes se sumaron a la propuesta a fin de que el público pudiera trasladarse por toda la Urbe. Vecinos y turistas se aproximaron en subtes (todas y cada una de las líneas y el premetro desde las dieciocho hasta las dos) y colectivos (que tuviesen el cartel de La Noche de los Museos) de forma gratuita, mostrando el pase libre que se descarga de BOTI (el asistente virtual de la Urbe, once-cinco mil cincuenta-ciento cuarenta y siete).

Para llegar en bicicleta se pusieron a disposición más de dos mil trescientos bicicletas por toda la Urbe en las estaciones de las Ecobici.

Quienes prefirieron llegar en auto y con TelePASE, las autopistas levantaron sus barreras entre las dieciocho y las tres horas. La autopista Illia lo hizo en los peajes de Retiro y también ingresos Salguero y Sarmiento; la veinticinco de Mayo en los peajes de ingreso y egreso Alberti y Parque Avellaneda; y la Perito Moreno en el peaje Parque Avellaneda. Otra alternativa fue solicitar un taxi desde BA Taxi, la aplicación gratis que conecta a los usuarios con taxistas de la Urbe. Es segura y simple de utilizar, y se puede abonar en efectivo, con tarjeta de débito o bien crédito. Además de esto, deja continuar el recorrido del taxi y ver los datos del chofer en tiempo real.

Como cada año, el Sur de la Urbe fue protagonista de esta noche. La Feria Artesanal Vuelta de Rocha (Caminito) tuvo una infinidad de propuestas, entre ellas exposiciones de artistas plásticos, muestra de fotografías, taller de xilografía y un taller de fileteado porteño. Los empiedres de la Vuelta de Rocha fueron pintados de colores marcando el Camino de Quinquela, en la ribera del Arroyo. Colón Factoría abrió sus puertas y tuvo un recorrido guiado por la instalación de decorado y vestuario de Ópera y Ballet del Colón.

La Fundación PROA tuvo la exposición “La Suite”, visitas guiadas y kit educativos. El Museo Benito Quinquela Martín salió a la calle con una muestra al aire libre. Asimismo estuvieron las exhibiciones Casa-museo y la compilación de Arte Argentino, la compilación de mascarones de proa y Terrazas de estatuas, la exposición “Un giro sin tornillo: imaginaciones urbanas”, el espacio educativo sobre la Rivera para chicos y chicas y visitas guiadas. La Fundación Andreani tuvo las exposiciones “Ufficio di Autoconoscenza” de Mariano Giraud, “Catéter microciclónico/ Economía intemporal” de Lux Lindner, “Clementina” de Agustín Mendilaharzu y Constanza Feldman y “Generación Supernova” de Sofía Medici y Luz Algranti. Asimismo hubo una instalación interactiva de carácter tecnológico, estatuas efectuadas desde el escaneo y modelado 3D, dibujo, animación, proyección audiovisual y manifiestos. Los navíos que limpian el Arroyo mostraron el proceso que se hace y tuvieron recorridos a bordo para navegar por esas aguas simbólicas.

La Usina del Arte tuvo una enorme noche cultural. En su plaza, instalaciones y aledaños hubo una programación concebida para gozar con amigos y en familia. Ignacio De Lucca inauguró su obra “Retratos de Cuarentena” con un recorrido abierto al público. Asimismo pudieron gozarse los murales de Leila Tschopp y Mariano Ferrante, la obra “Cúmulo 1” de Luis Terán y “Exuvia” de Andrea Moccio, con un recorrido guiado. El Hall Central fue el punto de encuentro para las visitas “Street art boquense” y el recorrido “Experiencia Usina: visitas guiadas por el edificio”. Para los más chicos, de entre 0 y tres años, va a estar la Sala iUpiiiii, el primer espacio cultural para la primera niñez de la Urbe. Para chicos de entre cuatro y doce años: Libroteca, actividades literarias, el proyecto Caravana y el espectáculo Fogoncito-Mate Dulce y el taller El atelier de los chicos, Club Urbano con Hip Hop, Street Dance, 3LMENTES Interactive Performance, Estación Tatú, Karaoke, peluquería y make up. En la Plaza de la Usina espectáculos de Copla Colores (Infantil), Cecilia Pahl Quinteto, Sista V – all black music, Distrito Bonito con VJ, Plaza Espectáculo Central La Grande, Tremor y el Dj Set Final Rixa b2b Tessa (Caza Beats). Asimismo hubo gastronomía, sustentabilidad & bienestar.

El Moderno exhibió las exposiciones “Todo es ficción” de Washington Cucurto, “Una llamarada pertinaz. La intrépida marcha de la Compilación del Moderno”, “Taller de arte de Hecho en Buenos Aires: El ojo inacabable” y “Alberto Greco: ¡Qué grande sos!”. En la Calle Lanín, un espacio de arte a cielo abierto, se exhibieron “Obras de Marino Santa María”, “Estandartes de artistas” y vídeos de arte. Hubo un taller de Mosaiquismo para pequeños y adultos y música a cielo abierto.

Los Museos BA reabrieron sus puertas a fin de que el público pudiese gozar de sus exhibiciones. Entre las novedades, el nuevo museo de la Urbe, Buenos Aires Museo (BAM), reabrió sus puertas con propuestas dentro y fuera del renovado edificio. Es interactivo, tiene un carácter experiencial y participativo, con recursos tecnológicos exhibe la historia de la Urbe, desde su fundación hasta la actualidad. Su creación estuvo pensada como un espacio de vanguardia, inclusivo y próximo a todas y cada una de las edades. En él está situado el Centro de Bienvenida al Turista, que brinda información sobre la urbe y las actividades a efectuar en ella, un disparador para continuar recorriendo Buenos Aires.

La Sala Querubes exhibió “Mapas imposibles. Laboratorio Federal dos mil veintiuno”, con las obras de diez artistas de todo el país que participaron de la primera edición del programa de viviendas.

En el rincón de Alsina y Defensa, diferentes personajes simbólicos de la cultura porteña invitaron al público a retratarse en sets de diferentes temporadas, a gozar de dj´s musicalizando desde los balcones del museo, a una Silent Fest en la terraza con diferentes géneros de música. Para conocer el museo hubo recorridos con performances que van a hacer que sea una experiencia inigualable.

Además de esto, los Museos de la Urbe presentaron el proyecto Museos Guía, con la curaduría y coordinación de Vic Tolomei, 12 artistas contemporáneos sacan el museo a la calle para intervenir sus espacios exteriores. Cada uno de ellos de ellos trabajó con el público en un ritual donde la participación, la cooperación y la co-creación fueron parte esencial de cada propuesta. Se efectuaron en conjunto siete obras de gran escala que van a estar vinculadas a los ejes de cada uno de ellos de los museos y que continuarán a lo largo de Semana del Arte. La actividad se efectuó en Museo Fernández Blanco, sede Palacio Noel (Suipacha mil cuatrocientos veintidos), Museo del Cine (Agustín R. Caffarena cincuenta y uno), Museo de Arte Popular José Hernández (av. del Libertador dos mil trescientos setenta y tres), Museo Sívori (av. Infanta Isabel quinientos cincuenta y cinco), Museo Larreta (Juramento dos mil doscientos noventa y uno), Museo Casa Carlos Gardel (Jean Jaures setecientos treinta y cinco) y el Museo Perlotti (Pujol seiscientos cuarenta y cuatro). Los artistas que guiaron la actividad son Eugenia Mendoza, Camila Lamarca, Dana Ferrari y Clara Campagnolo, Elisa Insua, David Petroni, Falu Carolei, Vale Vilar.

La Noche de los Museos se pudo recorrer con la Senda de los Museos que planteó un recorrido con diferentes intervenciones artísticas con técnicas variadas desde el Museo de Arte De España Enrique Larreta hasta la Torre Monumental. Una experiencia renovadora de comunicación y concientización sobre circulación urbana. La propuesta constó de 2 partes principales: stencils de gran formato en el piso de las ciclovías, con comunicación concreta sobre Seguridad Vial para los corredores. Y piezas de piezas maestras de los Museos BA intervenidas con temáticas vinculadas al ciclismo. La Urbe estimuló el empleo del transporte público y las bicis, con lugares seguros para guardarlas, a fin de que sean protagonistas a lo largo de La Noche. Para escoger qué ver, Boti (asistente virtual de la Urbe, once cinco mil cincuenta-ciento cuarenta y siete) ofreció múltiples opciones con toda la información de La Noche de los Museos. El público pudo planear el recorrido de antemano o bien ser guiado la noche del treinta, por medio de whatsapp.

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on pinterest
Pinterest

Últimos Sociedad Publicados