Drones con descargas eléctricas a las nubes: de esta manera crea Dubái su lluvia

Drones

Dubái tiene en marcha un proyecto con el que crean su lluvia a través de el empleo de drones en las nubes con la meta de batallar contra las altas temperaturas.

El ámbito de los drones está en desarrollo y se espera que estos dispositivos sean clave en múltiples sectores; aun en España ya se prueba el reparto de comida con ellos. Unas máquinas pertrechadas con alta tecnología que cuentan con múltiples usos. El último de ellos, ser capaces de crear lluvia para pelear contra las altas temperaturas en Dubái.

Con temperaturas que alcanzan los cincuenta grados en los EAU, específicamente en Dubái, han decidido apostar por un proyecto completamente novedoso para pelear contra el calor: crear su lluvia usando una serie de drones que vuelan cara las nubes y liberan allá cargas eléctricas.

Emiratos es uno de los países más áridos de la Tierra, con lo que aguardan que con esta nueva tecnología se pueda asistir a acrecentar sus escasas precipitaciones anuales. Una operación en la que se han invertido quince millones de dólares americanos y cuya tecnología está creada por múltiples especialistas de la Universidad de Reading de R. Unido.

Para lograr crear su lluvia y combatir las escasas precipitaciones, Dubái está en la actualidad usando unos drones avanzados que son plenamente capaces de volar cara las nubes y cuentan con láseres que producen cargas eléctricas. Un proyecto que está en marcha y que de momento da sus primeros frutos, como ha probado el Centro Nacional de Meteorología de los EAU en su cuenta de Instagram.

El proceso es más simple de lo que pueda parecer, en tanto que los drones no tripulados dan cargas eléctricas a las nubes a fin de que se reúnan y generen lluvia. Esta técnica se llama siembra de nubes y consiste en lograr que las nubes descarguen toda el agua posible si bien las condiciones no sean las más favoreces.

Para probarlo, el equipo ha construido 4 drones no tripulados con una extensión de más o menos dos metros que se lanzan desde una plataforma singular. Unas máquinas capaces de volar a lo largo de unos cuarenta minutos y que incluyen sensores que miden la temperatura, la humedad y la carga eléctrica en una nube.

De este modo, los autores del proyecto pueden saber en qué momento y dónde deben disparar las cargas eléctricas de los drones. Lo que tratan de hacer es que las gotas en las nubes tengan un tamaño notable a fin de que alcancen la superficie. “Cuando las gotas se fusionen y sean suficientemente grandes, van a caer como lluvia”, apuntó el maestro Maarten Ambaum, que trabajó en el proyecto, a la BBC.

En fase de pruebas
La siembra de nubes es una técnica que ha existido en múltiples formas a lo largo de años, puesto que se descubrió que añadir a las nubes ciertas substancias o bien productos químicos, como yoduro de plata, podrían provocar lluvia o bien nieve. Esta vez, esto se logra merced a los drones, la electricidad y la tecnología de nueva generación.

Los estudiosos asimismo llevan un tiempo buscando métodos para conservar la lluvia en los EAU, y eludir que se evapore de manera rápida debido a las altas temperaturas. Para esto, el país cuenta con más o menos ciento treinta presas y diques capaces de guardar ciento veinte millones de metros cúbicos, que serían de mucha ayuda para guardar el agua de la lluvia que provocan.

Abdulla al-Mandoos, director del Centro Nacional de Meteorología y Sismología (NCMS), asimismo confirmó que el país preparaba una serie de estudios para resguardar el agua con la meta de dirigir la lluvia “desde la nube cara el acuífero. No deseamos desaprovechar una gota de agua”. Por el momento las pruebas han sido positivas, mas el proyecto se halla todavía en sus primeros pasos. Si sale bien, los estudiosos procurarán más fondos para adquirir un dron más grande capaz de efectuar una carga eléctrica más útil.

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on pinterest
Pinterest

Últimos Tecno Publicados